Blog

¿Qué es el método Cornell?

Aprender método Cornell

El método Cornell

El método Cornell es un conjunto de notas que resulta muy útil a la hora de tomar apuntes, preparar esquemas y crear contenidos específicamente estructurados para su rápido aprendizaje. De hecho, se considera una técnica extremadamente efectiva para ello.

El responsable de la creación del método Cornell fue Walter Pauk. Hablamos de un doctor en Psicología que, en 1940, trabajaba como profesor en la Universidad de Cornell. Mediante la observación de sus alumnos y el análisis de sus técnicas de estudio acabó siendo capaz de determinar qué les funcionaba y qué no a la hora de tomar sus apuntes. Pauk dedicó varios años de su carrera como profesor a generar una metodología efectiva descartando las técnicas de estudio que no daban buenos resultados y exprimiendo los puntos fuertes de aquellas que sí parecían ser realmente efectivas.

Todo ello, unido a sus conocimientos de pedagogía, le llevó a crear su propio sistema de toma de apuntes. Lo desarrolló en su libro How to study in college. Varias décadas más tarde, la Universidad Estatal de Wichita elaboró un estudio en el que certificó su utilidad respecto a otros métodos a la hora de sintetizar y aplicar conocimientos. ¿Quieres saber cómo funciona?

¿Cómo funciona el método?

El método Cornell se basa en la organización y en la síntesis del contenido que el profesor explica en clase para aprender todo lo posible durante la propia toma de apuntes. Por ello, el método Cornell especifica que debes dividir cada hoja en cuatro partes bien diferenciadas:

  • Título. Se ubica en la parte superior de la hoja. En ella debes indicar el tema sobre el que versa la clase, la fecha, la página y la asignatura en cuestión. Aproximadamente, debe ocupar unos 2,5 cm.
  • Ideas clave. Se encuentra en la parte izquierda de la hoja y ocupa unos 6,5 cm de ancho. En este espacio debes formular aquellas preguntas clave que guarden relación con el tema.
  • Notas de clase. Las debes colocar en la parte derecha del papel ocupando el lugar más importante (15 cm de ancho). Aquí tendrás que anotar las fórmulas, los ejemplos, las definiciones de conceptos y, en general, los aspectos más relevantes de la clase. Lo ideal es que apuntes todo lo posible para que luego tengas información más que suficiente para afianzar los conceptos y que no tengas la sensación de tener pequeñas lagunas de información que no tendrás manera de rellenar.
  • Resumen. En la parte inferior de la hoja debes dejar un espacio de 5 cm de alto. Lo deberás rellenar una vez que hayas tomado los apuntes y tengas una visión más general de todos los puntos clave del tema.

Hacer apuntes con el método Cornell

¿Cómo usar el método al hacer apuntes?

El primer paso consiste en rellenar el espacio de la parte superior, es decir, el correspondiente al título. A continuación, mientras prestas atención a la clase, ve apuntando en el apartado “Ideas clave” las más importantes que indica el profesor. Evita las oraciones largas y trata de usar símbolos y abreviaciones.

A su vez, en la parte izquierda, empieza a indicar aquellas preguntas más importantes que tienen que ver con el contenido. Deben estar redactadas de modo que sean fáciles de entender. Finalmente, cuando llegues a casa, haz el resumen. El método Cornell indica que no debes esperar más de 24 horas. También te aconseja revisar dichas cuestiones.

Pero ¿cómo usar estas plantillas en el momento de estudiar para un examen? Walter Pauk aseguraba que la forma más efectiva era ocultando la parte del resumen y la correspondiente a los apuntes para, posteriormente, responder a las preguntas una a una. Cuando no necesitas echarles un vistazo para contestarlas acertadamente, el método Cornell considera que estás bien preparado para afrontar el examen.

Ventajas de hacer apuntes con el método Cornell

El uso de esta plantilla a la hora de tomar apuntes y estudiar tiene una serie de ventajas clarísimas.

  • La primera de ellas es que fomenta una escucha activa durante las horas de clase. Un aspecto vital para determinar rápidamente qué entiendes y qué no ya que al terminar la sesión sabrás si tienes claros los conceptos fundamentales de la materia que se acaba de explicar.
  • También te ayudará a retener mejor la información de cara al futuro. Así, cuando llegue el momento de examinarte, tendrás que dedicar menos horas a memorizar y comprender definitivamente la información.
  • Más organización. Este método te permite tener unos apuntes organizados mediante un sistema claro desde el primer momento. Se acabo perder el tiempo es descifrar nuestras notas.
  • Repaso sencillo. Para que el método Cornell sea realmente efectivo requiere que hagamos un repaso posterior de todo el temario para completar la sección de resumen. Esto nos empujará a repasar el temario antes de que se nos olvide por completo.

Método Cornell

Desventajas del método Cornell

Aunque este método es muy efectivo, hay un par de desventajas que hay que tener presentes antes de empezar a usarlo:

  • Requiere tiempo y esfuerzo. Tomar apuntes de manera desorganizada y sin una estructura clara es mucho menos efectivo durante las horas de estudio, pero también requiere menos tiempo y dedicación. Si el método Cornell llama tu atención, debes tener claro que requiere de un mínimo compromiso por tu parte.
  • Las clases más exigentes de la universidad pueden requerir de un gran nivel de concentración por nuestra parte para tener un control completo de los apuntes de la sesión.

En nuestras clases particulares presenciales te enseñamos a aplicar este método para mejorar tu rendimiento en clase y conseguir mejores resultados en tus exámenes del instituto o la universidad.

Leave a comment