Blog

Aprende a superar la ansiedad de los exámenes

Ansiedad de los exámenes | Academia Ready

Sufrir ansiedad con los exámenes es habitual a todas las edades. No se sale de la norma que sientas nerviosismo antes o después de hacer un examen importante. De hecho, es muy posible que manifiestes esta sensación de diferentes formas. Las más habituales son las crisis depresivas, la falta de aire, los mareos o sudores. Sin embargo, también puedes experimentar, durante períodos de tiempo más extensos, otras como el mal humor general o la depresión.

En nuestra academia de Albacete trabajamos con los alumnos para combatir los episodios de estrés y ansiedad y, así, rendir más en los exámenes y en otras pruebas a las que tengan que enfrentarse a lo largo de su vida. En este post daremos algunas de las pinceladas de lo que ayudamos a trabajar en la academia más profundamente.

¿Cómo puedes controlar la ansiedad con los exámenes?

No existe un consejo para eliminar tu ansiedad que sea mágico y efectivo en todos los casos. Básicamente, porque no eres igual al resto de las personas. Lo que te une a los demás es que muchos sufren períodos de ansiedad en exámenes. Eso es común y debes asimilarlo como algo normal que forma parte de tu vida. Aunque no vayas a eliminar esta sensación por completo en los próximos cursos o períodos de prueba, podrás aprender a sobrellevarla. Por eso, debes tener en cuenta los siguientes consejos para sufrir menos ansiedad durante los exámenes:

nervios por los exámenes

5 consejos para evitar la ansiedad de los exámenes

  1. Estudia de una manera más eficaz. Es posible que no te falte algo de seguridad sobre tus conocimientos debido a que no estudies de una manera que a ti te sea útil. También cada persona es diferente para esto. Si estudias de la mejor manera posible, estarás más seguro a la hora de finalizar la preparación de tu examen. Esto te llevará a no tener miedo cuando se acerque la hora de entregarlo, a saber que todo está bajo control y a no bloquearte en el último momento. Como ideas, prueba con los resúmenes escritos, esquemas, mapas conceptuales, apuntes propios o revisa vídeos relacionados con el tema.
  2. Mantén un horario fijo. Las rutinas de estudio son esenciales para tener una estabilidad también a la hora de volcar tu conocimiento sobre el papel. Intenta estudiar siempre en el mismo lugar y las mismas horas al día. No te compensa estudiar en todas partes la última semana antes del examen porque no te ayudará a salvar las materias, y es una carga psicológica y física que tu cuerpo no merece. La rutina siempre te ayuda a cuidarte, a todos los niveles. Además, seguir una rutina diaria de estudio facilitará que vayas asimilando las materias poco a poco y no tengas que darte un atracón los días previos al examen.
  3. Aprende y practica técnicas de relajación. Puedes experimentar algunas en cualquier lugar; por ejemplo, mientras vas al colegio en el transporte público. Otras requieren de un ambiente privado y más tranquilo. Prueba varias técnicas hasta conseguir la que te ayude realmente. Por ejemplo, las de respiración, autoconocimiento, hacer alguna actividad que te haga disfrutar o expresar tus sentimientos, etc.
  4. Mantén tus necesidades básicas cubiertas. Incluso en épocas de exámenes, no puedes olvidarte de beber mucha agua, alimentarte bien, mantener tu higiene habitual y dormir. Son cosas básicas que repercuten en tu rutina y te ayudan a estar concentrado y en forma para enfrentarte a las horas de estudio. No las abandones por nada.
  5. Sé consciente de tus límites y busca ayuda si lo necesitas. Aunque te pongas nervioso en épocas de exámenes, debes aprender a entender que, en el fondo, solo es una prueba. Si no la pasas, tendrás más oportunidades. Encajar esto te ayudará a estar más tranquilo. Si tienes muchas dificultades, puedes buscar ayuda profesional para entender el temario mejor o aprender a estudiar eficientemente. Si llevas la etapa educativa muy mal, acude sin dudarlo al psicólogo.
  6. ansiedad con los exámenes

Otras herramientas de apoyo

Ahora que ya tienes algunos datos con los que empezar a reducir tus nervios antes de una jornada de estudio, vamos a darte un último consejo: no pasa nada si no puedes con todo. Suspender un examen no supone el fin del mundo. No siempre se puede estar al 100% durante todos los días del año e, incluso aunque hayamos estudiado todo el temario de arriba a abajo, existen muchas posibilidades de que el día del examen no durmamos bien, nos duela la cabeza o, simplemente, no tengamos un buen día. Si eso ocurre, solo hay que trabajar para lograr nuestro objetivo a la próxima vez.

También puedes optar por apuntarte a una escuela de refuerzo. Por ejemplo, en nuestra academia de inglés trabajamos la pronunciación y la gramática de forma individual con cada alumno hasta que todos han superado las dificultades. Puede ser la opción perfecta para que empieces a ganar confianza antes del examen. De hecho, en nuestros talleres de Proyecto EvAU tenemos sesiones de control de los nervios que los alumnos agradecen mucho.

Puedes revisar estos consejos para tu salud a la hora de enfrentarte a las crisis de ansiedad con los exámenes. No tienen que funcionarte todos porque cada persona es diferente. Sin embargo, seguro que alguno te ayuda a calmarte antes o después de tu prueba. Recuerda que las sensaciones que experimentes son normales y comunes en muchas personas. Si no puedes controlar tus crisis por ti mismo, acude a un profesional. Los exámenes son exigentes a nivel psicológico y podrías necesitar ayuda.

Leave a comment