Robótica educativa y programación en el aula: el pensamiento computacional entra en juego

Robótica educativa y programación en el aula: el pensamiento computacional entra en juego

Ya sabéis lo importante que son para nosotros la tecnología y las nuevas tendencias en educación, por eso en READY insistimos en utilizar programación robótica y el pensamiento computacional en el aula. Esto lo llevamos a cabo mediante la realización de proyectos de robótica infantil con Arduino con nuestros alumnos. De esta manera fomentamos el desarrollo de una nueva manera de ver las cosas. ¿Conoces los beneficios del pensamiento computacional?

El pensamiento computacional

El pensamiento computacional es la habilidad de resolver un problema de una manera similar a cómo lo haría un ordenador. Esto implica llevar a cabo un proceso lógico de análisis, abstracción, generalización y descomposición en tareas más pequeñas. De esta manera se puede inventar un robot y un algoritmo con la secuencia de pasos adecuada que aporte una solución. Este proceso desarrolla en el alumno una nueva manera de pensar que luego podrá ser aplicada en diferentes campos.

Uno de nuestros alumnos desarrollando un programa en scratch

Robótica en las aulas

La enseñanza de la robótica y la programación en las aulas cada vez está más extendida y desde edades más tempranas. En clases de educación infantil, la interacción de los niños con los robots permite su desarrollo emocional y les ayuda a asimilar conceptos abstractos. En etapas posteriores, los alumnos aprenden programación, una destreza que tendrán que utilizar junto a distintos conocimientos tecnológicos y científicos para resolver los diferentes ejercicios planteados por los educadores.

El pensamiento computacional es la habilidad de resolver un problema de una manera similar a cómo lo haría un ordenador. Esto implica llevar a cabo un proceso lógico de análisisabstraccióngeneralización descomposición en tareas más pequeñas.

Este enfoque permite a los estudiantes buscar sus propias soluciones, ser creativos y emprendedores, mientras les exige que sean autocríticos y que empleen una cierta metodología. Además, su componente lúdico que implica la interacción entre los alumnos, trabajar y montar las diferentes piezas, el proceso de prueba y error que al final se convierte en éxito... es una gran motivación para los chicos.

Beneficios de enseñar robótica y programación en las aulas:

Pero más allá de esto, mediante el proceso por el que pasan para la resolución de sus retos educativos, desarrollan una serie de valiosas habilidades:

  • Trabajo en equipo: Se anima a los alumnos a colaborar para encontrar mejores soluciones a los problemas y además aprenden unos de otros.
  • Expresión oral: Los alumnos exponen periódicamente el desarrollo de sus proyectos, lo que fomenta su capacidad de expresarse en público.
  • Inglés: Gran parte del vocabulario y el software utilizado en robótica viene en inglés, por lo que los alumnos se van familiarizando con estos términos de manera natural.
  • Liderazgo y autoestima: Los chicos desarrollan sus propios proyectos de manera autónoma, lo que les motiva a desarrollar sus conocimientos y mejora su autoestima.
  • Gestión del fracaso: En este campo, las soluciones rara vez llegan fácilmente, más bien tras un arduo proceso de pruebas fallidas. Esto enseña a los alumnos que la identificación de los errores nos permite depurarlos y aprender más, cambiando el significado de la palabra fracaso.

Chicos programando

En resumen, la utilización de la robótica educativa y la programación en las aulas aportan multitud de beneficios tanto a la hora de ser vehículos para la enseñanza como para desarrollar en los alumnos estas habilidades que hemos comentado. La metodología empleada para la resolución de problemas en el pensamiento computacional puede aplicarse en multitud de campos diferentes y con seguridad será una valiosa herramienta para la sociedad en el futuro cercano. En Ready ya estamos subidos a esta ola y fomentamos en nuestros alumnos esta manera de resolver sus retos.

Ven a conocer nuestros cursos de robótica y ¡empieza a pensar como una máquina!